Mar de Copas: Borrachera de buen rock

Hace dos años José Manuel Barrios y Toto Leverone (ex miembros del grupo local Los Inocentes) se propusieron continuar juntos su andadura musical con un nuevo proyecto. Compusieron un puñado de temas y el año pasado se deci­dieron a darle la forma final. Para ello, reclutaron a Luis García, ex vocalista de Narcosis y La Banda Azul, Félix Torrealba, (ahora reemplazado por César Zamalloa) a los que se sumaron Claudia Salem y Phoebe Condos en los coros. Luego de muchas deliberaciones se bautizaron como Mar de Copas y desde la semana pasada ya tienen su primer álbum circulando por las discotiendas locales.

Como puede apreciarse por la foja de servicio de sus integrantes. Mar de Copas dista de ser un grupo novel. Se trata más bien de una de las formaciones jóvenes más experimentadas de nuestro medio y ello se refleja en la consistencia de su propuesta. Provistos del instrumental básico de una banda de rock (guitarra, bajo, batería y voz) Mar de Copas borda un escarpado tapiz sonoro donde se dibujan en áspero alto relieve correosos riffs de guitarra intercalados con rasgueos cortantes, acordes delicados y breves pero explosivos punteos.

En medio de ellos, la enérgica voz de Luis García, bien secundada por la de J.M. Barrios y matizada por los suaves y etéreos coros femeninos, narra historias de hombres y mujeres solitarios atormentados por el amor, prisioneros de sus recuerdos, fugitivos de sus propios fantasmas, vacilantes entre el miedo y la pasión, derrotados por el destino o simplemente arrojados al abismo de la muerte. "No llores más mujer/ si ya te vence el tiempo/ dime qué sola esperas/ vete a algún bar/ quita a tu alma ese castigo/ grita no a la soledad/ vuelve a atacar/ te protege el invencible escudo de tus penas" ("Una historia más").

En total, son doce canciones entre las que destacan con especial brillo el rock bravío y torero de "Faena", la sus­tanciosa fibra de "Fugitivo", la profunda melancolía de "Canción", el pop vaquero de "Perfume barato" así, como esos dos exultantes homenajes a las féminas como sujetos de deseo r Mujer noche" y "Dulce y veloz"): "Dulce y veloz/ como las aves al vuelo/ y feroz como las fieras en celo/ y voraz cuando estás loca por mí".

En conclusión, un muy buen álbum de debut al que, sin embargo, cabe hacerle un par de objeciones: el notorio mimetismo con el pop español (léase Pistones, Gabinete Caligari y Secretos) y la falta de variantes que por momentos exhibe el material. Por lo demás, se trata de un trabajo prolijo tanto en su contenido como en su envoltura y que es una óptima carta de presentación para un grupo que tiene un magnífico futuro por delante.

Nota extraída del libro " Juego sin fronteras" (1994) de Pedro Cornejo Guinassi

 
© Copyright 1999-2008 Mar de Copas - Dirección: Pasaje Buckley 375, San Antonio - Miraflores
Teléfono: +51 (1) 4472820 / E-mail: contactomdc@yahoo.com
Lima - Perú
Webmaster: Jorge Enrique :: Colaboradores: La Lista - MDC