Como una copa en el aire

El sexteto de rock peruano Mar de Copas presentará esta semana su quinto disco, Si algo así como el amor está en el aire.

Mar de Copas
Su nuevo “hijo” musical es para ellos la labor con menos viruta. “Los diez temas –como dice el cantante– son muy bien escogidos, a diferencia del segundo y tercer álbumes, donde parecía que había algo que sobraba.”

Once años separan el primer disco de la reciente producción musical del sexteto de rock peruano, que emula el nombre de un bolero. Cinco años existen entre Suna (1999) y la nueva placa llamada Si algo así como el amor está en el aire.

Si le quitáramos el ropaje del tiempo, todos los discos de Mar de Copas (MDC) carecen de diferencias sustantivas entre ellas. Son la suma de canciones lacrimógenas y guitarras distorsionadas.

“Hacemos lo que nos gusta”, explica el vocalista Luis “Wicho” García (de 44 años). “La música complicada es lo más fácil del mundo; lo difícil es crear melodías sencillas, contundentes y rápidas.”

Para el líder de la banda, el tiempo les dejó mucho más que arrugas. Sus composiciones hoy son más sólidas gracias a la mayor comprensión entre los integrantes, lo cual les permitió componer y grabar el material en sólo cuatro meses.

Con esta forma de trabajar, los integrantes del grupo lanzarán otro disco compacto antes de fin de año. Así, ahuyentan la idea de separarse, que les rondó la cabeza hace dos años, cuando la piratería estuvo a punto de acabar con las ganas de persistir.

Su nuevo “hijo” musical es para ellos la labor con menos viruta. “Los diez temas –como dice el cantante– son muy bien escogidos, a diferencia del segundo y tercer álbumes, donde parecía que había algo que sobraba.”

Desinflando mitos

Aunque algunos seguidores de MDC la consideran “banda de culto”, con escasa difusión en las radios, para “Wicho” eso es relativo. De ofrecerse una “verdadera internacionalización” y lograr que la gente los escuche “hasta en la sopa”, lo aceptarían.

“Hubo gente que dejó de oírnos, porque a partir del tercer disco (III, 1997) nos volvimos masivos y para ellos dejamos de ser nov. Pero buscamos a quienes se emocionan con nuestros temas.”

Aunque Suna tuvo cierta edición en Argentina, no lo consideran parte de la internacionalización. “Para ello se necesita estar con disqueras poderosas”, refiere “Wicho”.

Como están conscientes de que a su público le interesa principalmente su música, no piensan invertir en videoclips. “Además, nuestros dos últimos videos musicales estuvieron en MTV sólo una semana y los retiraron”, explica.

El lanzamiento de su nuevo disco es posible gracias al auspicio de las dos compañías privadas. El sábado 17 ofrecerán un espectáculo en el Parque de la Exposición y a fin de mes otros dos conciertos, en los que incluirán una sesión acústica. 

En ellos brindarán, además del sencillo promocional que lleva el nombre del disco, la canción “Perdido”.

En forma individual, Manolo Barrios (guitarra) y Toto Leverone (batería) volverán a medio año a su proyecto personal Los trece baladas; César Zamalloa (bajo) continúa dando vida al trío Ultramotor; “Wicho” produce discos para otros artistas; mientras Phoebe Condos (teclados) y Claudia Salem (coros) mantienen sus actividades paralelas a la música.

Pese a los años, su común denominador es el rock y las baladas de la década de 1980, los boleros y su cercanía con la banda británica The Smiths. Por ello, continúan unidos bajo el signo de Mar de Copas. Por ahora, no piensan quebrar la copa. Enhorabuena. 

 
© Copyright 1999-2008 Mar de Copas - Dirección: Pasaje Buckley 375, San Antonio - Miraflores
Teléfono: +51 (1) 4472820 / E-mail: contactomdc@yahoo.com
Lima - Perú
Webmaster: Jorge Enrique :: Colaboradores: La Lista - MDC