La Noche Acústica de Mar de Copas

Difícil volver a la actuación desenchufada del sexteto liderado por Manolo Barrios cuando, saliendo de su presentación en el Centro Cultural de la Universidad Católica, nos dimos una vuelta por la Nueva Helden, en el Centro, para pararnos frente a Voz Propia.

Voz Propia, creo que es el nombre más bestial que banda alguna pueda tener... Pero bueno, volvamos a San Isidro, al segundo piso del citado centro cultural, donde a las ocho de la noche del miércoles, una porción de la incondicional fanaticada de Mar de Copas estuvo presta a oír, aplaudir y cantar los temas de sus ídolos. Se trataba de su segunda presentación, con la que se puso punto final a la serie de conciertos que organizó esta institución.

EN ESCENA

Una voz en off ordena apagar beepers y celulares. Escenario a oscuras, aparecen Manolo y Wicho. Piropos. "¿Qué es eso de fiu-fiu?", reclama uno de ellos. Sonrisas.

Barrios arranca. "Un nuevo intento". La primera, la última de su última producción, III. Wicho en armónica y coros. Las primeras palmas tras la tristona interpretación del flaco que ya se quitó el saco y cómo no, arrancó nuevos silbidos amorosos de sus fans. Siguen y entonces, más que nunca, la onda acústica desnuda su sonido tipo grupo parroquial.

Wicho se disculpa, "si se hace presente el Gallo Claudio, no le hagan caso". El cantante acusa mal en la garganta, las gárgaras no surtieron total efecto así que tiene que conformarse con esconder la voz, darla sólo hasta donde puede. Bromea al respecto, su público le perdona todo. César Zamalloa está tumbado en cama, dicen, por lo que el bajo es tomado, por segunda vez -la primera fue un día antes, en su inicial fecha desenchufada- por uno de sus técnicos, Gerardo.

Ya todos están sobre la cancha. Se nos ofrece la oportunidad ideal para saborear sus letras, realidad imposible en conciertos "normales", donde la fanaticada corea "a su manera" cada tema de Mar de Copas. Entonces el desamor nos envolvió durante un par de horas. "Quiero flotar en tus mares/ volar en tus brazos/ gritarle mis penas a Dios...". Han invitado a Alonso del Río para que se haga cargo de la primera guitarra.

NADA COMO LOS COVERS

La ausencia de "ruido" también le permitió a Barrios meterse más en los temas, inocularles esa melancolía con que los confecciona. Pero fue con el ingreso de Abel Salcedo que, a punta de guitarra, la noche dejó su aura de festival de la balada.

La banda presentó uno de los "bonus track" incluidos en sus relanzadas dos primeras producciones. Entonces, la tristeza cobró vigor. Fue el tema propio que mejor parados los dejó. Tema propio decimos porque cuando Manolo nos ofreció dos joyitas de la selección de covers que viene preparando junto al batero Toto Leverone, fue que la noche cobró mayor intensidad.

Una de José José y otra del Dúo Dinámico. "Si me dejas ahora" y "Resistiré". En ambas, Salcedo fue el punto mayor, sin dejar de lado el buen acompañamiento, la furia con que preñaron estos añejos temas que quedaron redonditos. ¿El aplauso? El mayor. ¿La más coreada? "Fugitivo". ¿Con cuál cerraron? Con "Canción", aquel peligroso temita del que debemos estar bien lejos cuando la mala racha sentimental nos tenga del cogote.

(Publicado en la web el 9 de octubre de1998, diario "El Comercio")

 
© Copyright 1999-2008 Mar de Copas - Dirección: Pasaje Buckley 375, San Antonio - Miraflores
Teléfono: +51 (1) 4472820 / E-mail: contactomdc@yahoo.com
Lima - Perú
Webmaster: Jorge Enrique :: Colaboradores: La Lista - MDC