Mar de Copas: La aventura de trabajar independientemente

Villa Ruby, en Miraflores. Allí los encontramos, en su casa. Conversamos con Manolo Barrios mientras Toto Leverone escuchaba a Elvis y Wicho García, acompañado por César Zamalloa, chequeaba cómo iba quedando la grabación de un disco de baladas antiguas que, en paralelo, vienen trabajando Toto y Manolo... ¿Phoebe Condos y Claudia Salem? Estuvieron presentes, a través de las imágenes en blanco y negro en la pared.

P: Con Mar de Copas ocurrió una cosa curiosa, desde el saque se armó un equipo de seguidores que hasta la fecha se mantiene...

R: Esa mancha del comienzo desapareció, la mayoría nos dio la espalda apenas la cosa se hizo más popular, después se armó un grupo mucho más fiel, que es el que se ha mantenido hasta ahora. Pero hay gente que era nuestro público al comienzo y que nos ha despreciado olímpicamente... es que la 'gentita' no soporta que algo le guste a la demás gente, porque ya eres pacharaco.

P: En los conciertos ocurre que la hinchada corea todas las canciones, a pesar que ustedes no las incluyen en sus discos.

R: Sí, a mí no me gusta poner las letras... y por eso las corean equivocadas (sonríe). Por eso creo que al final las voy a tener que terminar poniendo.

P: ¿Hasta dónde crees que entre a tallar en los seguidores el hecho de que ustedes sean 'bonitos'?

R: Justo ayer hablaba de eso con una gente... No lo voy a negar, pero no creo que sea un factor importante. Yo lo que más veo es el gusto por las letras, aunque nos han criticado mucho por eso "que son guapos, que son guapas", ¿y entonces qué quieren?, ¿que agarre a la gente del grupo y les haga un tajo para que parezcan "decentes"? Si quieren que no me crean, pero jamás escogería por su aspecto a alguien para un grupo.

P: Precisamente, junto a Toto fue que armaste la banda ¿Cómo fue la selección?

R: Recontra casual. Phoebe y Claudia estudiaban conmigo en la universidad, desde cachimbos, y paraban con nosotros. Toto y yo vivíamos juntos y ellas estuvieron presentes el día de la grabación de los demos del primer disco, necesitábamos voces femeninas y les dije: "a ver canta acá", y cuando entramos al estudio a grabar le pregunté al productor -que era Wicho- si le parecía que estas chicas pudieran cantar en el disco, y quedaron. Y a mitad de grabación Wicho me dijo que quería ser el cantante del grupo, por eso que en el "Mar de Copas" él canta la mitad de las canciones... y así fue, todo funcionó.

P: ¿Y por qué tanta melancolía en las letras?

R: No sé, eso sí sale totalmente natural...

P: ¿Hasta dónde llega la herencia del pop español y de la balada de la Nueva Ola?

R: De las dos es fuertísima, y recontra evidente, sobre todo en el primer disco... es que hay una cuestión generacional pues, es que nosotros somos de base tres, y en nuestra época se escuchaba el pop español, y de chiquito eran ese tipo de baladas las que oía. Lo que pasa es que todo grupo en su primer disco está influenciado por alguien.

P: Sin embargo, para el tercer disco hay una mayor presencia de guitarras.

R: Que tampoco fue intencional, lo que pasa es que uno va aprendiendo: primer disco es primer disco, yo estaba recontra crudo en lo que es guitarras. Aunque fue un trabajo correcto.

P: Desde el año pasado trabajan con su propia disquera, ¿Qué tal trabajar independientemente?

R: Mostro, te sobrecarga un poquito el trabajo pero ganas el 100%, frente al 15% que ganábamos antes.

R: ¿No hubo una propuesta de contrato por parte de una disquera?

R: Nadie me lo vino a pedir, lo cual me extrañó. Yo creo que no saben cuánto vende Mar de Copas (unos siete mil discos de sus dos primeros trabajos, respectivamente).

(Publicado en la web el 6 de mayo de1998, diario "El Comercio").

 
© Copyright 1999-2008 Mar de Copas - Dirección: Pasaje Buckley 375, San Antonio - Miraflores
Teléfono: +51 (1) 4472820 / E-mail: contactomdc@yahoo.com
Lima - Perú
Webmaster: Jorge Enrique :: Colaboradores: La Lista - MDC