LA VELADA DE LA CONSTRUCCIÓN DE UN MITO

Que gusto ver el "Sargento Pimienta" a reventar! La noche animaba a forro y Mar de Copas, sobre el escenario, se confrontaba nuevamente con el público barranquino después de más de un año de ausencia. Hace tanto tiempo que no veíamos tanta gente en el "Sargento Pimienta", uno de los pocos huecos que quedan con capacidad de atraer público interesado en la movida nacional.La ocasión era propicia: La presentación de III, el último y esperado trabajo de la banda (que por fin vio la luz estratégicamente antes de las navidades de 1998) y que mereció un gran lanzamiento como el que programarón los embriagantes y melancólicos "marcopianos".

Al fondo un gran escenario con sofisticación lumínica y potencia sónica descontada.El propio grupo se vió sorprendido con la respuesta de la fanaticada ya que, a tan sólo diez días de haber salido a las calles el "III", mucha de las canciones fuerón coreadas por la "mancha", especialmente "LB", "Al pasar de las Horas", "Despedida", "Momento de ti" y "Tu voz" que ya suenan por las radios locales. La buena convocatoria de público y el hecho de corear las canciones hacen reflexionar a Toto Leverone, el batero: "Todo nos ha parecido demasiado rápido. El disco tiene sólo diez dias de venderse.... los fans son más fans de lo que parecen y de lo que pensábamos".Más allá de un enfoque crítico, lo que queremos con esta nota es acercarnos al espíritu de la banda. Estamos frente a un colectivo que da cuenta a través de su historia de signos de coherencia fundamentales para comprenderlos. En primer lugar, es un grupo que ha sacado este compacto de manera independiente: "El hecho de que las cosas con las disqueras no sean como las que uno espera, abren automáticamente la posibilidad de ser independientes. Es temprano para sacar conclusiones pero la movida del disco en estos días ha sido tan buena que todo parece indicar que hicimos lo correcto", comenta el mismo batero.

Esa independiencia, el resguardo de su material artístico, las pocas conceciones en relación a su estrategia de difusión y creación, sus largas ausencias, el invierno compositivo, la seriedad y criterio para sus despliegues gráficos, etc... han configurado naturalmente alrededor de ellos una aura mítica, una especie de energía propia que cuando permanece y se le resguarda propicia la aparición de lo que algunos han dado en llamar "grupos de culto".Otra innegable cualidad de la banda, y sobre todo la que reposa gran parte de su éxito es, sin duda, el físico, su propia imagen.

Un grupo de chicos guapos y chicas lindas que manifiestan abiertamente su inconformidad, su lado medio maldito, pero que tampoco tienen incovenientes en mostrar tibias y bien formadas piernas bajo las minifaldas..., o como en el caso de "Wicho", aparecer cantando con anteojos, antiastigmáticos y medio cubierto con una gorrita.La inamovilidad esceníca, la casi inexistente relación directa con el público durante sus conciertos, la mínima pero suficiente comunicación escénica entre los músicos y las pocas variantes dentro del estilo musical de la banda, también inciden en el sentido del mito.

(Por Mario Sifuentes Página Juventud del diario "El Comercio" 25 de Diciembre 1997).

 
© Copyright 1999-2008 Mar de Copas - Dirección: Pasaje Buckley 375, San Antonio - Miraflores
Teléfono: +51 (1) 4472820 / E-mail: contactomdc@yahoo.com
Lima - Perú
Webmaster: Jorge Enrique :: Colaboradores: La Lista - MDC