LA FUERZA DE LA COSTUMBRE
 

Si por costumbre amé
por costumbre olvidé.
La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre.

Desde pequeño acostumbré
a nunca preguntar por qué,
despreciando los premios tanto como el castigo.

Si buscas en mi algo excepcional
te voy a desilusionar
no busques nada nuevo de un hombre de costumbres.

Si por costumbre amé
por costumbre olvidé.
La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre
La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre.

Sin norte ni ritos que seguir
al capricho del azar crecí
como las hojas secas que el viento esparce por ahí.

Si por costumbre amé
por costumbre olvidé.
La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre
La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre

Y si un día vuelves a llamar
te vas a desilusionar
vivo con la costumbre de no quererte nunca más.

Si por costumbre amé
por costumbre olvidé.
La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre
La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre.