CUANDO LAS LUCES SE APAGAN

Oigo algunas cosas que dicen cuando hablan sobre mí
y aunque algunas no son ciertas, otras sí.

Es verdad que no tengo nada sólo ganas de vivir,
lo demás casi no importa para mí.

Cuando las luces se apagan y el concierto terminó,
y la música se acaba, entonces vuelvo a ser yo.

No te importa cómo me encuentre, has venido a escucharme
y aunque a mí no me apetece lo he elegido yo.

Dame una razón que me sirva para no seguir así,
es la única manera que conozco de vivir.

Cuando las luces se apagan y el concierto terminó,
y la música se acaba, entonces vuelvo a ser yo.